¿Cómo evitar que tu perro se pierda en la calle?

Publicado el por en

Como dueños de un perro, que encima tiene mucho miedo, uno de nuestros mayores temores es que durante un paseo se asuste y se pierda. Corriendo el riesgo de ser atropellado o de sufrir algún otro tipo de accidente.

Una realidad que vemos día tras día a través del grupo de perros de WhatsApp del barrio en el que vivimos y a través de las redes sociales. Son muchas familias las que de un momento a otro quedan rotas por la pérdida de su pequeño aunque, por fortuna, muchas historias tienen final feliz.

Queremos más finales felices. O, mejor aún, prevenir que sean necesarios. Porque más que encontrarlo, lo que hay que hacer es evitar que tu perro se pierda en la calle.

Precauciones básicas

Practica la llamada

Lo primero que debe aprender tu perro es a atender a la llamada. ¡¡¡Es mil veces más importante que hacer que se sienta, se tumbe o te dé la patita!!!

Créenos. Que se tumbe al oír plas no le va a salvar la vida.

Aparte de que enseñarle a atender la llamada de forma correcta es algo que fortalece vuestro vínculo, puede evitar que se pierda.

Al igual que cuando enseñas algo a un niño, lograr que vaya a ti cuando le llames debes hacerlo con calma y paciencia. Y rechazar métodos aversivos que, si bien harán que aparentemente aprenda rápido, perjudicarán a vuestro vínculo.

Dinos, ¿qué prefieres cuando alguien te enseña algo?:

  1. Que se adapte a tu forma de aprender y tenga paciencia.

  2. Que te fuerce a que te lo aprendas rápido y si no lo haces recibas una descarga eléctrica.

Estamos seguros de que recuerdas con más cariño a los profes que te enseñaron bien. Y que sentirás rencor e incluso odio hacia aquellos más partidarios del segundo método.

Hablando en plata… Evita a toda costa los collares con descargas eléctricas o vibraciones. Aunque están de moda debido a sus aparentes resultados rápidos, a la larga generan más problemas que soluciones.

[click_to_tweet tweet=”Para que tu perro se porte bien contigo, debe haber una relación fuerte basada en la confianza y el amor.” quote=”Para que tu perro se porte bien contigo, debe haber una relación fuerte basada en la confianza y el amor.”]

De lo contrario, para él, serás

Y la calidad de su vida disminuirá, algo que sabemos que no quieres.

Si tiene mucho miedo, llévale atado

Los perros necesitan ir sueltos. Es su manera de conocer mundo, ganar autonomía y hacer ejercicio.

Piensa que normalmente se pasan más de 20 horas entre cuatro paredes.

Cuando van atados pueden disfrutar del paseo si vas a su ritmo y le dejas oler todo lo que quiera. Pero va a disfrutar mucho más si le sueltas en un lugar tranquilo para que pueda desarrollar más su olfato, investigar la zona y saludar a otros perritos, algo imprescindible para su bienestar.

Pero si el tuyo tiene demasiado miedo a cosas que pasan en la calle y no responde a la llamada, lo más adecuado es que le lleves atado.

Eso sí, como el ir sueltos es una necesidad que tienen, lo mejor que puedes hacer es contratar a un educador canino que te ayude a reducirle esos miedos. ¡Tu perro vivirá más feliz y tú disfrutarás mejor de su compañía!

Usa un arnés antiescape

Hay determinados arneses que se han diseñado para perros escapistas. O, mejor dicho, perros con demasiados miedos que tienden a ingeniárselas para soltarse de su collar o arnés ante una situación de pánico.

Encontrar un arnés antiescape es complicado, así que lo hemos hecho por ti. Si necesitas uno, te recomendamos:

Hurtta

Aparte de ser un buen arnés antiescape que cuesta poco más de 30€, el Hurtta facilita mucho la salida y la llegada a casa gracias a su cómodo sistema de cierres.

¡No tendrás que levantarle las patas a tu perro para ponérselo o quitárselo!

Comprar en Amazon desde 30€

Ruffwear WebMaster

Si el Hurtta es un arnés más que recomendado para cualquier perro, el Ruffwear lo es aún más. No sólo trabaja como arnés antiescape, sino que está diseñado para hacer del paseo una delicia.

A diferencia de otros arneses o collares que concentran la acción de la correa en uno o pocos puntos, el Ruffwear WebMaster tiene un diseño ergonómico que reducirá el impacto que sufrirá tu perro en caso de un tirón.

Esto ayuda especialmente cuando quiere escaparse, ya que el arnés le generará menos estrés.

Aunque sea más caro (a partir de 68€), este arnés antiescape mejorará mucho la calidad de su perro y evitará, mejor que otros, que tu perro se pierda.

¡Lo hemos visto funcionar muy bien en perros que superan en habilidades a Sean Connery en La Roca!

Con el arnés Ruffwear Web Master evitarás que tu perro se escape

Comprar en Amazon desde 68€

Haqihana

Por último, te recomendamos este arnés de máxima calidad hecho a mano. Según unos colegas que lo han probado en perros muy asustadizos, es muy efectivo para evitar que se escape.

Comprar en Fruugo desde 61€

Usa doble protección

Si tu perro es hábil escapando del collar o arnés y quieres asegurarte todavía más, le puedes poner los dos, enganchados a diferentes correas.

Una la llevas sujeta en la mano y la otra en la cintura. Así, sí que será prácticamente imposible que pueda soltarse.

Esto es muy útil para perros que acaban de ser rescatados y adoptados y también para perros que por su morfología se sueltan fácilmente como los galgos o los podencos.

Ten los datos del chip actualizados

Esto no va a evitar que tu perro se pierda, pero sí que conseguirá que, en caso de hacerlo, las autoridades te localicen con facilidad para devolvértelo.

Además, ¡es obligatorio tener a tu perro inscrito y con los datos en vigor!

Ponle una chapita identificativa

Tampoco evitará que el perro se escape.

Pero si lo haces, la primera persona que se lo encuentre podrá localizarte con rapidez y evitarás que el perro tenga que esperar a que alguien le pueda leer el chip, con el miedo y estrés que esto le pueda generar.

Evitar que el perro se pierda cuando va suelto

Como te hemos dicho, los perros necesitan ir sueltos. ¡Basta ver su expresión de felicidad cuando se libran de la correa!

Pero es el momento en el que hay más riego de que algo les distraiga o asuste y se pierdan.

Tenemos que aclarar que por naturaleza, los perros tienden a seguir a sus referentes. Aunque a veces vayan unos pasos por delante o unos pasos por detrás.

¡Les gusta ir a su ritmo al igual que a ti te gusta ir al tuyo!

Sin embargo, hay situaciones en las que esto no es así. Pueden salir corriendo, reaccionar mal ante algunos estímulos y debemos actuar para evitar que se pierda.

Para evitar que tu perro se pierda, nunca salgas corriendo detrás de él

No corras detrás de él

La manera más común en la que un perro puede desaparecer cuando va suelto es que algo le asuste o llame la atención y salga corriendo.

Nuestra reacción más habitual es salir corriendo y gritando detrás de él.

Si bien con un niño esto funciona, con un perro es un error muy grande.

[click_to_tweet tweet=”Si tu perro sale corriendo y vas detrás de él, en lugar de entender que quieres que vuelva a tu lado, entenderá que hay un peligro real del que hay que huir, como tú estás haciendo. Y correrá aún más.” quote=”En lugar de entender que quieres que vuelva a tu lado, entiende que hay un peligro real del que hay que huir, como tú estás haciendo.”]

Por lo tanto, su miedo aumentará e irá aún más rápido. Teniendo el doble de patas que tú, es difícil que le alcances.

Seguramente entre en pánico y pierda por completo el control. No atenderá a ningún estímulo y es muy posible que sea incapaz de ver peligros como un coche que va hacia él.

¿Qué hacer si mi perro sale corriendo?

Si correr detrás de él y gritarle hace que entienda que hay un peligro, el objetivo es lograr justo lo contrario. Que sepa que no hay peligro.

Es importante que mantengas la tranquilidad. Eres la persona en la que más confía en el mundo, así que si lo haces, cuando te mire sabrá que el peligro del que huye es inexistente. Y si está corriendo por otro motivo (ha visto un animalejo, por ejemplo), ni llegará a pensar que hay un peligro.

Muévete despacio y actúa como si no hubiera ningún peligro. Sabemos que es fácil decirlo, pero créeme que la manera en la que gestiones la situación hará que el final cambie.

Y, lo más importante, debes llamarle con un tono de voz suave y cariñoso, sin alterarte. Para transmitirle que todo está bien y que sólo quieres que vuelva a tu lado.

Muy importante es que cuando vuelva a tu lado debes hacer que se sienta bien. Felicitándole o dándole una chuche. Hay que reforzar de manera positiva el que haya regresado.

Si le echas la bronca, no va a entender que es por haberse ido. Es más, si lo haces asociará que volver a tu lado es algo malo.

Esto es algo que nos ha funcionado muy bien con Pelos, nuestro perrito. Tiene muchos miedos y es muy fácil que quiera huir.

Si tiene miedo a la gente desconocida

Hay perros que por diversos motivos tienen miedo a las personas desconocidas o a los ruidos en general.

Si es el caso del tuyo, lo mejor es que evites lugares de mucho tránsito o de muchos ruidos. Pasea con él por un lugar tranquilo donde se pueda sentir seguro. Y si no sabes cómo puede reaccionar ante un ruido o un desconocido, no lo sueltes. Más vale prevenir que curar.

Existen varias maneras de conseguir que un perro pierda esos miedos e, incluso, le llegue a gustar estar con otras personas. Si lo necesitas, desde Tu perro y tú estaremos encantados de ayudarte.

¿Y si explota un petardo?

Si tiene miedo a ruidos fuertes como por ejemplo petardos y sabes que va a entrar en pánico si escucha uno, lo mejor que puedes hacer es no sacarle a la calle en esos momentos.

Petardos

Aunque no sea agradable, es preferible que tu perro haga las necesidades en casa en esos días a que pueda perderse. O sufrir un estrés enorme.

En el caso de que sólo le den miedo pero no entre en pánico, intenta sacarle en los momentos de menor actividad pirotécnica. Y no le sueltes.

Pelos, nuestro perro, es del tipo de perro que entra en pánico.

Tiene miedo a los ruidos en general y a los petardos les tiene un pavor brutal. Unos días antes de las fiestas navideñas estábamos paseando con él como cada noche y al oír uno salió disparado, sin atender a nuestras llamadas ni nuestros trucos. No funcionaba absolutamente nada.

Por suerte, cruzó por el paso de cebra y llegó a nuestro portal donde una vecina, al verle solo y tan asustado le abrió la puerta. Esta vez acabó bien pero somos conscientes de que podría haber terminado de otra manera.

Para evitar todo el miedo y el estrés que le generan los petardos, vimos que lo mejor era no sacarle de paseo en los momentos de más explosiones. Hubo más de un día en el que se tuvo que quedar sin salir. Y, sin duda, fue mejor para él.

Conclusiones

Más vale prevenir que curar. Es imprescindible evitar que tu perro se pierda durante el paseo ya que, una vez perdido, se expone a demasiados riesgos.

Como precauciones básicas, enséñale bien a atender a la llamada. Si te cuesta, contacta con educadores caninos que usen métodos amables con el perro. Que sean el profe que te hubiera gustado tener.

Llévale atado en situaciones en las que pueda pasar mucho miedo y usa arneses antiescape. Si la situación es incontrolable, como cuando hay pirotecnia, es preferible que se quede sin salir. Aparte del riesgo de escape, el estrés que sufren ante las explosiones es tremendo.

Si a pesar de todas las precauciones tomadas tu perro sale corriendo, no vayas detrás. Entenderá que hay un peligro del que huir y correrá aún más. ¡¡Nadie quiere eso!!

1 comentario en “¿Cómo evitar que tu perro se pierda en la calle?”

Deja un comentario