7 consejos esenciales para adoptar o comprar un perro

Publicado el por en

Tener un perro es una experiencia maravillosa. ¡Estamos convencidos de ello! Sin embargo, nos hemos encontrado muchos casos en los que lo que iba a ser algo bonito ha terminado siendo un serio problema. Si estás pensando en queremos que tengas en cuenta estas 7 cosas antes de adoptar o comprar un perro.

1. ¿Para qué lo quieres?

Lo más esencial es que tengas claro cuál es el motivo por el que quieres introducir un perro en tu hogar.

¿Es para hacer felices a tus hijos?, ¿para tener compañía?, ¿siempre has soñado con darle una buena vida a un can?…

Sea como sea, debes plantearte si el objetivo que te planteas es realista.

Por ejemplo, si es para hacer felices a tus hijos, debes tener en cuenta que como persona adulta vas a tener una carga más. Los niños son niños y todos sabemos que el “papá, mamá, yo me encargo del perrito” dura lo que dura la novedad.

Así que si son ellos quienes quieren al perro, asegúrate de que tú también lo quieres. Para ellos va a ser un hermano inolvidable. Y, para ti, un hijo más. Al que vas a querer y que te va a querer. Pero que necesita cuidados que van más allá de los paseos.

Seguro que te interesa 3 consecuencias de regalar un perro

Si tus ganas de tener perro vienen porque quieres compañía, dime una cosa. ¿Cuánto tiempo pasas en casa? Si sólo pasas para dormir, desde ya te decimos que optes por un gato. Los perros son tremendamente sociales y tienen miedo a la soledad. Pasar mucho tiempo sin nadie les estresa demasiado.

Y el estrés deriva en problemas de comportamiento y de salud.

2. ¿Vas a ser capaz de darle lo que necesita?

Un error muy habitual cuando se adopta un perro es no tener muy claras cuáles son sus necesidades reales. Un error que está alimentado por la culturilla general perruna que, en muchas ocasiones, falla más que una escopeta de feria.

Por favor, antes de meter a un perro en tu hogar asegúrate que sabes lo que necesita de verdad. En especial emocionalmente, porque son animales que se desequilibran con facilidad. Desequilibrios que desembocan en molestos problemas de comportamiento totalmente evitables.

Algo que te podemos indicar en este artículo es que los perros son animales que necesitan ambientes tranquilos y compañía constante. Requiere que se les dedique mucho tiempo.

Por naturaleza tienen miedo a la soledad, por lo que les gusta la compañía; principalmente la humana. Así que valora si vas a tener tiempo suficiente para dedicarle.

No sólo durante los próximos meses sino durante los próximos 10 o 15 años que pueda vivir.

¿Quieres que todo salga perfecto cuando adoptes o compres un perro?

Te ayudamos con todo el proceso, desde la elección del perro más adecuado hasta la adaptación a tu hogar.

¡Cuéntame más!

Recuerda que adoptar un perro es una decisión que tiene consecuencias durante muchos años.

Por supuesto, otro recurso que debes tener en cuenta es el económico. El perro necesita comida, chuches, accesorios, veterinarios… Y posiblemente ayuda de un educador canino.

3. Todos los miembros de tu hogar deben estar de acuerdo

Hemos visto muchas situaciones en las que un perro es el principal foco de las discusiones en un hogar. Principalmente porque había alguien que no estaba de acuerdo y se lo ha tenido que comer con patatas.

También sucede que todos querían pero con el tiempo, cuando se dan cuenta de lo que realmente supone tener un perro, cambian de opinión. En especial cuando el perro que introduces es un cachorro.

Así que antes de adoptar un perro o comprarlo, asegúrate de que todas las personas con las que vives quieren tenerlo.

Y de que estén dispuestas a aceptar las cosas malas que puede traer el nuevo miembro de la familia.

4. Cuidado con dónde compras o adoptas a tu perro

Este punto es muy serio. Y créeme que afectará directamente a la futura relación con tu perro.

No voy a hablar de si adoptas o compras (te imaginarás que te recomendamos adoptar a perros que viven en una protectora). Sino de que te asegures de dónde procede tu perro.

En España, el 42% de los perros vendidos proceden del comercio ilegal

Esto supone que casi la mitad de los perros que se venden no siguen los controles sanitarios ni de protección animal establecidos. Controles que garantizan el bienestar de la mascota que se vende.

Se han puesto muy de moda las mafias que importan perros de criaderos de Europa del Este. Tal y como denuncian en este artículo de XL Semanal, ¿Por qué ha aumentado el negocio del tráfico de perros? y en este otro de la revista VICE, El oscuro negocio del tráfico masivo de perros en España.

Allí los separan de sus madres (perras brutalmente explotadas) nada más nacer, lo que perjudica gravemente al desarrollo físico y emocional.

Pero eso no es lo peor.

Lo peor viene cuando les meten largos viajes (de 2 o 3 días) hacinados (hasta 200 cachorros) en furgonetas no aptas para el transporte animal. Sin comida, agua ni anticuerpos que les protejan de las enfermedades.

Son mucho más baratos que los perros que se venden por la vía legal porque, al no respetar sus necesidades básicas y al estar a cargo de mafias, su coste de crianza es menor (puede rondar los 60€) y el margen de beneficio es brutal, ya que luego se pueden llegar a vender por 500€.

Y la gente, tentada por el precio más barato o convencida de que la tienda en la que compra es legal, acaba comprando a un perro que:

  • Va a tener problemas de salud. Conocemos casos en los que el perro ha vivido sólo 5 días desde la llegada a casa. A pesar de que los dueños gastaron cientos de euros en veterinarios.
  • Va a tener problemas emocionales. Su origen, el trato recibido y la ausencia de madre son factores clave para desequilibrar a un perro. Y que hacen que la convivencia con él sea imposible.
  • Aportará más desgracias que alegrías. Si compras un perro lo que quieres es disfrutar de él. Pero cuando viene de un criadero ilegal, aunque sea español, es muy probable que te haga sufrir más que disfrutar. ¿Merece la pena tan sólo por ahorrar unos euros?

5. ¿Cómo te vas a organizar las vacaciones con tu nuevo compañero de vida?

El comienzo de las vacaciones ha sido históricamente el momento en el que más abandonos de perros se hacen. Porque los dueños se dan cuenta de que no saben qué hacer con un animal que les limita los viajes. Si encima han perdido el interés durante los meses que van desde la llegada a casa, el pobre perro tiene todas las papeletas para sufrir lo peor que un humano le puede hacer.

Hay muchas alternativas para compatibilizar tus vacaciones con un perro. ¡Infórmate!

Aunque te parezca anticipado, pensar en cómo serán las vacaciones de tus próximos 10 o 15 años de vida es algo esencial que debes pensar antes de adoptar a un perro.

6. Las cosas no son como en las películas

Las películas son responsables de las mayores decepciones que las personas nos llevamos con un perro.

En casi todas ellas es una mascota idílica que, incluso el mismo día de llegar a casa, se comporta tan bien que hasta trae el periódico. Y son súper obedientes.

Siempre vemos a perros perfectamente equilibrados o que, como mucho, tienen algún que otro comportamiento erróneo. Que suelen poner como gracioso.

De la misma manera en que el amor es muy distinto en las películas que en la vida real, tener un perro es muy distinto en las películas que en la vida real. Sobre todo durante el tiempo en el que el perro, que es un ser vivo racional y emocional, se integra en la familia.

Por mucho que el perro sea de la raza que sale en la historia.

7. Crece

Los cachorros son la estrella de las ventas y adopciones de perros.

Pero ese ser tan mono y pequeño va a crecer y se va a convertir en un perro adulto. Que va a pasar por unas fases difíciles y adquirir un tamaño mucho mayor.

Lo del tamaño es importante. Tienes que tener un hogar en el que viva bien de adulto.

Este hermoso cachorrito va a crecer, pasando por fases complicadas, hasta llegar a ser un adulto
Este hermoso cachorrito va a crecer, pasando por fases complicadas, hasta llegar a ser un adulto

Más importante es que tengas en cuenta que los cachorros (hasta aproximadamente las 26 semanas) y los adolescentes (hasta aproximadamente los 2 años) son perros muy inquietos. Están conociendo el mundo y experimentando muchos cambios y muchos miedos que les suelen hacer  hiperactivos.

Son, además, dos fases en las que hay que hay que saber educarlos correctamente para que sean unos adultos sanos y equilibrados.

La verdad es que convivir con un perro cachorro o un perro adolescente puede ser agotador. Y es uno de los principales motivos por los que la gente pierde el interés en el perro.

En resumen

Antes de adoptar o comprar un perro piensa bien por qué lo quieres. Evita objetivos que no sean realistas, como pretender que menores se encarguen por completo del animal y opta por un gato u otra mascota si ves que te falta tiempo. Es esencial asegurarte de que todas las personas con las que vives estén de acuerdo con la llegada de la mascota; evitarás problemas que son innecesarios.

También es básico que aprendas cómo es un perro y cuáles son sus necesidades reales. Por supuesto, también debes asegurarte de tener todos los recursos económicos y de tiempo necesarios para darle al perro los cuidados que se merece.

Cuando lo vayas a adquirir, opta por la adopción. Pero si prefieres la compra, comprueba que la procedencia del perro sea completamente legal. Evitarás que las mafias sigan destrozando vidas y evitarás destrozar la tuya.

Piensa seriamente cómo va a ser tu vida una vez tengas al perro en casa. En especial las vacaciones, que es el momento en el que más limitan. Y recuerda que las cosas no son como en las películas. Los perros crecen y pueden desarrollar molestos problemas de comportamiento.

Deja un comentario

0