Descubre el lenguaje corporal de los perros

Publicado el por en

Hace unos días Cristina y yo fuimos a ver a Dani Rovira, que interpretaba su obra Odio en el teatro Capitol de Madrid. Una de sus bromas iba destinada a los dueños de los perros (ups, ¡spoiler!). Se mofaba de aquellos que piensan que su perro es especial y que es tan inteligente que… “sólo le falta hablar”.

Todos hemos escuchado o dicho eso alguna vez, así que la sala entera rompió a reír… ¡Inevitable con Dani Rovira! Pero, ¿y si te dijera que los perros hablan? O, mejor dicho, se comunican de manera fluida. Te doy la bienvenida al maravilloso mundo del lenguaje corporal de los perros.

Tu perro habla por los codos… Literalmente

Es cierto que nunca oirás a un perro vocalizar “buenos días” o “¿estás bien?, ¡te noto triste!”. Ni por supuesto, algo así como “tú échate la siesta que ya friego yo los platos”. Pero que no lo digan moviendo la boca no quiere decir que no te estén comunicando eso. Bueno, ¡salvo lo de lavar los platos!

Mismamente, cuando el perro está a gusto con su familia y esta se levanta de la cama, el animal tiende a ponerse alegre. O cuando nota a alguien que está triste, se acerca a darle consuelo. Dicho de otra forma, se comunica para dar los buenos días y para saber cómo está la persona e intentar cambiar su estado anímico; algo que hacen mejor que muchas personas (todo sea dicho).

A lo que quiero llegar es a que tu perro se comunica de manera fluida. Pero usando el cuerpo. Así que sí, habla por los codos, el rabo, la espalda, la cabeza… Todo el perro en sí es un emisor de mensajes.

Un lenguaje universal del que se habla poco

Supongo que sabrás que en una conversación entre personas el lenguaje corporal es casi más importante que el hablado. De nada sirve decirle a una persona que la quieres, si mientras estás haciendo un gesto amenazante. O decirle a tu pareja que la odias mientras la comes a besos y la miras con ojos de ternura. Está claro que tu cuerpo lo dice todo. Y la mirada, más. Por eso dominar el lenguaje corporal es una clave para ser un buen líder o un vendedor, como relatan en la revista Entrepreneur.

A pesar de la escena, el lenguaje corporal de las dos personas deja claro que no se están pegando de verdad.
A pesar de la escena, el lenguaje corporal de las dos personas deja claro que no se están pegando de verdad.

Y es que es un lenguaje universal que tienen la gran mayoría de animales. Por lo general, todos lo usamos de manera muy similar. Aunque hay gestos que pueden generar malinterpretaciones por la evolución independiente de cada especie. Son los “falsos amigos” del lenguaje corporal.

Así que si quieres entender a tu perro, debes conocer qué es lo que intenta decirte con sus gestos. Y si quieres que tu perro te entienda, tienes que usar el tu cuerpo de manera casi exclusiva.

3 gestos de tu perro que debes entender

Son muchas las señales que emiten los perros que deberías conocer. Así entenderás cómo se comunican entre ellos y con otras especies, incluyendo a las personas. Pero en este artículo te voy a contar las que Cristina y yo consideramos más importantes. Así, que ¡apréndetelas ya!

1. Gira la cabeza para mirar hacia otro lado

Si vas a hablar con alguien y esta persona, según te acercas, mira hacia otro lado, ¿qué te está queriendo decir? ¡Qué no quiere nada contigo!

En los perros es casi lo mismo. Si al acercarte o acercarle un objeto gira la cabeza hacia otro lado es que está rechazando lo que le ofreces. Ya sea el contacto, el arnés o una chuche (jaja, ¡esto es raro que lo rechacen!). Es importante que lo entiendas para respetarle y no forzarle a algo.

2. Te da la espalda

Pongamos que a la persona a la que vas a hablar no le queda más remedio que decirte algo. Lo más seguro es que tarde poco en darte la espalda y largarse hacia otro lado, ¿verdad?

Pues los perros hacen lo mismo. Es una manera más intensa de decir: “paso de ti, ¡pesadilla!”. Y puede pasar de ti en ese momento por muchos motivos. Quizás necesite estar tranquilo, tiene estrés o hay algo que le molesta. Sea como sea, si un perro te da la espalda debes respetarle. ¿O a ti te gusta que no te hagan caso cuando dices algo?

3. Levanta los belfos

Cuando un can levanta los belfos (los labios) y muestra los dientes es que está enfadado. Realmente se siente muy molesto y está diciendo “ey, o me dejas en paz o mira con qué te puedo troquelar”.

Esto es importante tenerlo en cuenta ya que hay mucha gente que se pone en plan “aaaay qué gracioso” y siguen tocándole las narices. Con la consecuencia de que el perro salta un ladrido o alguna otra señal de amenaza.

Si entiendes el lenguaje corporal de los perros, vuestra convivencia mejorará

Imagínate cómo sería el día a día entre tu perro y tú si pudierais comunicaros de forma fluida. ¡Si comprendieras el lenguaje y consiguieras que él comprenda lo que quieres decir!

Desde aquí te animamos a seguirnos y poco a poco aprender a dominar el arte de la comunicación canina.

¡Gracias por leer el artículo!

Deja un comentario